Publicado el 5 comentarios

¿Qué son los jabones artesanales?

Jabones artesanales tenemos de distintos tipos, básicamente son jabones caseros o realizados en talleres pequeños; pueden ser base glicerina o por saponificación en frió o en caliente.

Nuestra línea principal son jabones naturales que están elaborados mediante el proceso de saponificación en frío, ésta técnica garantiza que los ingredientes utilizados conserven sus propiedades. 

El jabón se hace utilizando una mezcla de aceites naturales que incluye: aceite de oliva, aceite de coco, aceite de ricino y aceite de palma sustentable; de esta manera es un producto que limpia, humecta y suaviza naturalmente la piel.

En ocasiones hacemos ediciones especiales y utilizamos otro tipo de aceites o mantecas para aportar más y distintas propiedades a nuestro jabón, cómo sería una manteca de karité, un aceite de aguacate, de caléndula o de jojoba.  

A nuestra mezcla de aceites agregamos ingredientes de la herbolaria tradicional, cereales e incluso frutas que aporten un extra a nuestro producto, aceites esenciales que nos brindan beneficios terapéuticos o fragancias de uso cosmético para darle un toque mucho más aromático, pueden llevar también colorantes naturales y minerales. 

El jabón una vez vaciado en los moldes, que normalmente son de madera, se deja reposar 1-2 días, se saca del molde, se corta, esto se hace también a mano, después se deja en reposo nuevamente por un lapso de 4-6 semanas, a este periodo se le llama curación y es el tiempo en el que el jabón llega hasta el ph adecuado para su uso. 

Una vez finalizado el proceso de curación tenemos una pastilla de jabón lista para usarse y es en ese momento que la ponemos a la venta.

El objetivo de un jabón artesanal es que sea lo más natural posible y que los ingredientes utilizados en su elaboración sean de la mejor calidad, de esta manera obtendremos un producto con excelentes propiedades terapéuticas y cosméticas que además resulta biodegradable y no aporta químicos dañinos a tu piel. 

Las posibilidades para hacer jabones son infinitas, podemos hacer jabones con avena, chocolate, infinidad de flores, maderas, arcillas, leche, miel, cítricos, especias y numerosas plantas; el resultado dependerá de lo que le pongamos a nuestro jabón, pueden ser jabones exfoliantes, humectantes, para control de acné, especiales para piel sensible, para bebés, jabones relajantes, energéticos, desinflamantes, refrescantes, antibacteriales, astringentes, tonificantes, y más. 

Haz de tu baño una experiencia única para tus sentidos con increíbles beneficios para tu piel; elige lo natural, tu piel y la naturaleza te lo agradecerán. 

¿Quieres conocer nuestros jabones artesanales? Da click aquí